jueves, 9 julio 2020

Arcadio Calvo (1943-2020)

Escribo con el corazón encogido. Ha muerto Arcadio Calvo. Cronista oficial de Almagro. Historiador con mayúsculas. Amante y apasionado por la historia de Almagro. Autodidacta. Hecho a sí mismo. Con una gran capacidad de superación. Investigador empedernido. Riguroso en su trabajo. Metódico. Descubridor de recónditas fuentes documentales. Rebuscador de archivos. Ávido lector. Un gran divulgador. Generoso. Todo descubrimiento lo quiso compartir siempre. Disponible para todo el mundo que quisiera saber algo sobre Almagro. Curioso hasta la eternidad. Y, sobre todo, buena persona.

Un caballero de la antigua escuela. Educado. Tolerante. Gran conversador. Polemista. Sin dobleces. Sincero y de esas personas que te miraban a los ojos y descubrías en sus pupilas un océano de bonhomía. Era la ilusión personificada. Hombre de fe. Católico practicante. Sólo había algo por encima de Almagro: su familia. Tina, sus hijos. Sus nietos. A todos ellos inculcó el amor por Almagro. Les inyectó el almagreñismo en vena.

Cuánto dolor. Qué inmensa pérdida. Cuántos proyectos inacabados. Cuántas ideas han dejado de revolotear por su cabeza. Adiós a su eterna sonrisa. A su optimismo contagioso. A su buen hacer. Cuánto le vamos a echar de menos. Cuántas conversaciones pendientes. Dios mío, qué pena, qué pena más grande.

«DISPONIBLE PARA TODO EL MUNDO QUE QUISIERA SABER ALGO SOBRE ALMAGRO. CURIOSO HASTA LA ETERNIDAD. y, SOBRE TODO, BUENA PERSONA»

Arcadio fue uno los amigos que más me animó a poner en marcha el proyecto de la revista “Arte y pensamiento de Almagro”. Nunca faltó a la cita anual en los cinco años que duró el proyecto. En esta revista publicó algunas exclusivas, como la localización e identificación de la casa palacio de los condes Fugger en Almagro o la descripción del mayorazgo de don Pedro de Castro y de doña Ana de Orozco. Arcadio nos descubrió a todos la importancia de Gaspar Rótulo como introductor del Renacimiento en Almagro y nos lo narró en un gran artículo titulado “El mayorazgo del caballero milanés Gaspar Rótulo y la toledana Dª María Carrillo Ossorio, matrimonio y vecinos de la villa renacentista de Almagro S.XVI”; un artículo en el que nos descubría que los Rótulo levantaron su palacio sobre el primitivo castillo de Almagro, tesis que acompañó con una fotografía, quizás del único resto del castillo, un arco de medio punto de piedra.

Los Fúcares y sus administradores fueron su otra gran línea de investigación. En nuestra revista le dedicó un artículo a Isabel Fúcar, hija natural del conde Fugger, conocida en Almagro como la Condesica. Su último artículo, en el año 2014, en la revista “Arte y pensamiento” estuvo dedicado a “La iglesia del santísimo Sacramento de Agustinos Recoletos de Almagro (San Agustín, monumento recuperado para su contemplación.

Qué pérdida tan enorme. Irremplazable. Almagro pierde a su memoria histórica más activa. Cuántos secretos han quedado por ser desvelados. Adiós a uno de los almagreños más ilustres. Ojalá sepamos utilizar su ejemplo y su memoria como impulso para continuar con su trabajo. Misión casi imposible. Nos queda su enorme legado. Gracias, de corazón. Ya te echamos de menos. Descansa en paz.

Artículo siguienteVenancio Barrajón

Historias relacionadas

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Otras historias que nos emocionaron