jueves, 29 octubre 2020

Marcelo Peralta, músico

Por Juan San Martín

Como dicen sus compañeros, Marcelo era muy generoso a la hora de compartir valiosísima información musical. Sin duda fuimos muy afortunados por compartir con él ideas, enfoques y momentos musicales preciosos, aprender a través de su mirada diferente y saborear cafés e interesantes conversaciones en estos años pasados entre clase y clase.

Nos lo han arrebatado demasiado pronto, demasiado rápido. No solo es una pérdida de un compañero y amigo, sino también de parte de nosotros mismos en tanto se corta el flujo de experiencia de los proyectos comunes presentes y futuros. No dejemos que el dolor y el inmenso vacío que nos deja borre nunca el recuerdo de su sonrisa.

Buen viaje, maestro.

Artículo anteriorA mi abuela Dominga
Artículo siguienteLos guardianes de la infancia

Historias relacionadas

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Otras historias que nos emocionaron